Inicio +Noticias Entregan a 11 personalidades el ‘honoris causa’

Entregan a 11 personalidades el ‘honoris causa’

Destacadas personalidades nacionales y extranjeras fueron investidas este viernes con el máximo reconocimiento académico que otorga la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el doctorado honoris causa.

En una emotiva ceremonia en el Palacio de Minería, este doctorado se confirió al antropólogo Roger Bartra Murià, al psiquiatra y ex rector Juan Ramón de la Fuente Ramírez, al ingeniero Luis Fernando de la Peña Auerbach, a la filósofa Olga Elizabeth Hansberg Torres, al doctor David Kershenobich Stalnikowitz

También a la médica nigeriana y activista Olayinka Aina Koso-Thomas, al poeta Eduardo Lizalde García de la Cadena, al bioquímico Jaime Mora Celis, al etnólogo Rodolfo Stavenhagen y al doctor en filosofía Robert Armand Verdonk. También se otorgó al médico catalán Federico Mayor Zaragoza, quien no pudo estar presente en la ceremonia por razones de salud.

Al hablar a nombre de los galardonados extranjeros, el académico de la Universidad de Amberes, Bélgica, Robert Armand Verdonk, quien es uno de los principales promotores de la cultura mexicana en Europa, destacó la relevancia del grado, sobre todo, dijo, porque es entregado por la UNAM, la institución “líder en México e Iberoamérica”.

Resaltó que la casa de estudios no sólo se distingue por su alto nivel de docencia e investigación, sino también por su compromiso por la cultura no sólo desde lo institucional, “sino que es una obligación individual que cada profesor asume al ser nombrado en la UNAM”.

El académico belga, cofundador del Centro de Estudios Mexicanos en la Universidad de Amberes, aplaudió que bajo la gestión de José Narro Robles en la rectoría de la UNAM, se haya impulsado la creación de dos centros de estudios mexicanos en Europa, uno en Madrid, España, y otro en París, Francia. Esto, destacó, contribuirá a que se conozca la cultura mexicana en ese continente.

Por todo ello, aseveró, ser investidos con el doctorado honoris causa de la UNAM “representa el más grande honor académico que se nos haya conferido. Y lo es no sólo por lo que significa, sino por obtenerlo de la UNAM”.

Correspondió a Olga Hansberg, investigadora del Instituto de Investigaciones Filosóficas de la UNAM, hablar a nombre de los ocho académicos mexicanos que recibieron este grado.

Hizo una defensa de la importancia de las humanidades y la educación para el desarrollo del país. Agregó que el apoyo a las disciplinas humanísticas es fundamental para motivar propuestas para la solución a problemas como la corrupción, la violencia, la inseguridad, la injusticia, entre otros.

“La universidad debe ajustarse a las nuevas condiciones, aspirar a los máximos grados académicos pero mantenerse como una universidad pública. El país requiere de una educación eficaz con humanistas y científicos, limitar su aliento es limitar al país. La educación de calidad lejos de ser un lujo es fundamental para su desarrollo y la solución de los problemas”.

A su vez, el rector de la casa de estudios, José Narro Robles, indicó que los galardonados representan la pluralidad de disciplinas, la cual es uno de los valores fundamentales para los universitarios.

La pluralidad “es parte de la esencia de la academia, porque con ella no hay verdades absolutas, definitivas e inamovibles”.

El momento más emotivo de la ceremonia se dio cuando el rector Narro invistió a la activista nigeriana Olayinka Koso-Thomas, quien desde hace tres décadas ha emprendido una lucha para erradicar la práctica “tradicional” de mutilación genital femenina a millones de mujeres africanas. El aplauso fue el más fuerte y quienes asistieron se pusieron de pie para reconocer la labor de la ginecóloga.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.