Inicio +Noticias Alianzas y Revelaciones

Alianzas y Revelaciones

  1. 2018: El PRI que viene.
    Ignacio Inzunza Tamayo
    • Alianzas sui generis
    • Abimael Ibarra: Cuadro probado.
    • Sin candados, candidatura presidencial: Entre Osorio Chong y Jose Antonio Meade.
    Termino la elección del PRI municipal en La Paz y la rebelión del priismo paceño se hizo notar, 183 consejeros de los 237 que conforman el consejo municipal, en una encerrona, votaron por un cambio en la correlación de fuerzas para el manejo de la agenda priista en la ciudad capital del estado, al término, un grupo político que detento el poder por más de diez años en el manejo del PRI municipal fue borrado por cien consejeros que votaron por Abimael Ibarra contra ochenta y dos que defendían la marca del continuismo representada por Thalía Agundez. Pero el verdadero trasfondo de la lucha interna municipal era la medición de fuerzas entre las alianzas de tribus priistas, dualidades de intereses para la sobrevivencia política ya en puerta el próximo 2018. Así, Ricardo Barroso y Juan Alberto Valdivia acordaron una alianza sui generis frente a la decisión del Comité Nacional de registrar una fórmula de “unidad” asumidos en el compromiso de no chocar para el 2018 en las aspiraciones personales, uno para la Cámara de Diputados Plurinominalmente y otro al Senado de Republica y el apéndice de esta alianza empezaba por ganar la asamblea electiva del comité municipal paceño en manos del poncismo. Así, la elección del liderazgo municipal del PRI se convirtió en el epicentro de ese acuerdo con repercusiones en la renovación en puerta del comité estatal priista y las candidaturas, todas, del 2018 en una clara estrategia de posicionamiento para el 2021. Por otro lado, la operación política o “bajada” de otros aspirantes ayudo a que no se fragmentara la votación de consejeros y la contienda interna se centrara nada más entre dos fórmulas registradas, la poncista joven Thalía Agundez, sin experiencia alguna, sin leer el manual priista sobre operación política, sin saber ni que decir, nada pudo hacer frente a un cuadro formado en las dificultades políticas y electorales como lo es Abimael Ibarra. Ibarra al final, se impuso frente a un acuerdo de “bajarlo” por una posición menor y como la política no es para idiotas (dummies), en un acto de coherencia se registró bajo un nuevo acuerdo político: Juan Alberto Valdivia – Ricardo Barroso. El saldo político final a favor fue para Juan Alberto Valdivia Alvarado quien gano mucho más con esta alianza circunstancial pues su apoyo fue fundamental para marcar la diferencia de votos de consejeros a favor de Abimael Ibarra quien supo manejar con oficio político los acuerdos de dicha alianza como clave para tomar el control de los consejeros “alebrestados” contra el continuismo que representaba Thalía Agundez y como el PRI no nació para la promover la democracia sino para acceder y conservar el poder todo se alineo para acceder a una posición clave para el 2018, el Senado de la Republica.

    La asamblea nacional del PRI se clausura mañana sábado con la presencia del Presidente Enrique Peña Nieto, gobernadores, secretarios de estado y los aspirantes presidenciables ya sin candados estatutarios para acceder a la candidatura presidencial empezaran a buscar cada uno los apoyos necesarios para tratar de construir un proyecto individual con miras a lograr el respaldo político del presidente Peña garantizando tres condiciones: Primero, lograr la permanencia del PRI en los Pinos a pesar de que el partido está hoy en todas la encuestas en tercer lugar a diez meses de la madre de todas las elecciones. Segundo, mantener en unidad al priismo bajo el mosaico de intereses políticos que representan todos las fuerzas al interior del partido, entre liberales y conservadores, entre la vieja clase política y la nueva “generación” (ya en la cárcel varios), entre la tecnocracia y los nacionalistas, en fin, todos, unidos bajo la candidatura ungida por el presidente Peña. Tercero y la condición más importante: Mantener su política económica y de continuismo de sus reformas bien logras al principio de su sexenio pero “socavadas” en la operatividad de los logros trazados tanto en lo legislativo como en lo económico y social. Y bajo estas tres condiciones y ya sin los candados estatutarios que impidan la nominación de un candidato externo solo se encuentra en la antesala del poder alcanzar la nominación presidencial: Miguel Angel Osorio Chong, Secretario de Gobernación y Jose Antonio Meade Kuribreña, Secretario de Hacienda. Qué repercusiones tendrá la nominación de algunos de estos dos aspirantes para el PRI sudcaliforniano? La respuesta por tiempo y espacio amigos será motivo de otra publicación la próxima semana.
    Reflexiones… Quiero agradecer a mi amigo Tito Loya por permitirme publicar mi columna de opinión en su portal Vertigos.mx después de un letargo de tiempo sin publicar por motivos de tiempo y trabajo. Gracias Tito por el espacio de publicar mis menestoras opiniones que no tienen otro fin más que la expresión de las ideas para el debate y la reflexión política. A pesar de las reuniones de café, las advertencias, las exigencias, las entrevistas, todo, nada se supo en la asamblea nacional priista de los rebeldes que encabezaba la exgobernadora yucateca Ivonne Ortega, del grupo que apoyaba las exigencia de mantener los candados y de abrir el proceso de elección del candidato presidencial a una consulta a la base priista, en su mayoría de la corriente madracista, Ulises Ruiz, Beatriz Pagés, Enrique Alfaro entro otros, de repente nada, se callaron, podría más la negociación por la sobrevivencia política para el 2018 que su intentona por democratizar al PRI, negociación que necesariamente tuvo que pasar por la oficina de Manlio Fabio Beltrones por su relación de amistad con Roberto Madrazo. Tampoco nada se supo de otro de los rebeldes pero a nivel local choyero quien paso de tener un alto desempeño en trasmitir en redes sociales sus anhelos por dirigir el PRI municipal paceño, a la nada, ni un twitazo siquiera de Javier Martinez sobre su opinión del nuevo liderazgo priista que encabezara Abimael Ibarra. Trascendió que los aspirantes a dirigir al PRI estatal en Baja California Sur en su visita a la CDMX y en el marco de la clausura de la asamblea nacional priista podrían tener una conclave entre ellos para intentar sacar un acuerdo de “unidad” a una semana de los registros para el proceso interno.
    Twitter: @ignacioinzunza

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.