Inicio +Noticias Rescatan a 4 mil migrantes en el Mediterráneo

Rescatan a 4 mil migrantes en el Mediterráneo

En una operación casi sin precedentes se han socorrido a 4 mil 400 inmigrantes en 24 horas cuando navegaban a la deriva en el Canal de Sicilia, pero el drama de la inmigración no cesa y otras llamadas de auxilio de tres barcazas llegaron hoy a la central de la Guardia Costera italiana.

Durante todo el día de ayer y la madrugada de hoy la Marina, la Guardia Costera y la Guardia de Finanza italianas, junto con barcos de las operaciones europeas, llevaron a cabo una de las operaciones más intensas de los últimos meses al localizar 22 embarcaciones, 16 lanchas neumáticas y 6 barcazas, frente a las costas de Libia.

Al finalizar las operaciones de rescate se contaron 4 mil 400 inmigrantes, que actualmente viajan a bordo de varias embarcaciones y se espera su llegada en varios puertos italianos en los próximos días.

Prácticamente, todas las embarcaciones zarparon desde las costas de Libia a la vez en la noche del viernes y el sábado y llamaron a la central de la Guardia Costera italiana cuando estaban a 20-30 millas de las costas africanas.

En la operación de rescate participaron embarcaciones de la Guardia Costera, Guardia de Finanza y la Marina, así como el buque noruego ‘Siem Pilot’ y el irlandés ‘Le Niamh’, que participa en el dispositivo europeo Tritón y el barco británico ‘Enterprise’ de la nueva operación europea, Eunavfor Med.

Un primer grupo ya ha llegado durante la noche a la isla de Lampedusa, la más cercana a las costas africanas, mientras que mañana ya se han preparado los puertos sicilianos de Trapani, Palermo, Augusta, Pozzallo, Messina y Catania para recibir al resto de inmigrantes.

Pero la llegada de inmigrantes no se detiene, y la Guardia Costera comunicó que tras terminar esta operación recibieron otras tres llamadas de auxilio, por lo que han desviado a tres buques mercantes situados en la zona para dar asistencia a los inmigrantes.

Mientras se espera el desembarco de estas 4 mil 400 personas, la Policía y las fiscalías italianas trabajan para localizar a los traficantes que viajaban mezclados con los inmigrantes.

Con esta nueva oleada se suman 110 mil inmigrantes llegados a Italia por el Mediterráneo en lo que va de año y de estos 89 mil aún están en estructuras italianas.

SERBIA AFRONTA OLEADA MASIVA

Una oleada de entre 6 mil y 8 mil refugiados ha llegado en las últimas 24 horas a la localidad serbia de Presevo, a 8 kilómetros de la frontera con Macedonia, una cifra que va en aumento, según datos de la Cruz Roja local.

No muy lejos de allí y aún más cerca de la frontera, en Miratovac, el Gobierno serbio ha establecido un centro de acogida para las más de 5 mil personas que también han llegado a este pueblo en los últimos días.

«Nos hemos visto obligados a crear aquí un nuevo centro de refugiados, además del de Presevo. Aquí hay más de 5 mil. Estimamos que también en los días venideros los refugiados seguirán llegando con igual intensidad», dijo el ministro serbio de Defensa, Bratislav Gasic, al visitar hoy el lugar.

Los medios serbios señalan que el motivo de esta oleada de llegadas podría ser que Macedonia ha organizado trenes para llevar a los inmigrantes hacia la frontera de Serbia.

Además, parece haberse acelerado el registro en los pasos fronterizos de Bogorodica y Djevdjelija, donde ya no existe la dramática aglomeración de refugiados de los últimos días.

Esta situación representa para Serbia un pico de entradas dentro de un flujo continuo de refugiados que, en su gran mayoría, llega al país balcánico con intención de cruzarlo hacia destinos del norte y el centro de Europa.

«La gran mayoría de los refugiados tiene la intención solo de transitar por Serbia. Su destino es Alemania y Suecia, sobre todo, según afirman, donde tienen ya sus comunidades, parientes y amigos», explicó Mirjana Milenkovski, portavoz de la sección serbia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

El ministro serbio de Trabajo, Empleo y Asuntos Sociales, Aleksandar Vulin, dijo a la cadena de televisión pública RTS que unas 2 mil personas transitan diariamente por el país y que Belgrado espera ayuda de la Unión Europea (UE) ante esta situación.

Desde el 1 de enero de este año, ACNUR estima que han entrado en el país unas 180 mil personas, sólo la mitad de las cuales lo ha hecho oficialmente.

Aunque todas aseguran al entrar que pedirán asilo en Serbia, luego el número real de solicitudes desmiente esa intención.

«Del total de 66 mil 428 personas que hasta el 31 de julio entraron oficialmente en Serbia, todas han declarado que tienen la intención de pedir asilo, pero en realidad hasta la fecha lo han hecho solo 484 de ellas», indicó Milenkovski.

En realidad el flujo se dirige hacia Hungría, otro país de tránsito cuyo Gobierno mantiene una actitud hostil hacia los inmigrantes.

El primer ministro húngaro, Víctor Orban, aseguró recientemente que espera que a finales de agosto ya esté terminada la valla de 4 metros de altura que se extenderá a lo largo de los 175 kilómetros de frontera con Serbia, por donde se cree que entran a diario unas mil 500 personas.

Mientras tanto, la actitud de Serbia es la de no limitar el tránsito.

«Serbia no impedirá la entrada de los refugiados en el país, como tampoco su salida», declaró el titular de Defensa.

El ministro serbio de Interior, Nebojsa Stefanovic, aseguró que, a pesar de la gran afluencia de refugiados, la situación en el país continúa siendo estable, pero que, ante las previsiones de que esta situación proseguirá, Belgrado espera que la UE ofrezca mayor ayuda a los Estados de tránsito, como Serbia.

«Serbia seguirá siendo una buena anfitriona de los inmigrantes, como en meses pasados. Les ofrecemos un primer auxilio, medicamentos y todo lo que necesitan, para que descansen y prosigan el camino», explicó.

ACNUR y la Cruz Roja se encargan de suministrar comida, agua y medicamentos, aunque en declaraciones negaron que organicen ningún tipo de transporte hacia Belgrado o el norte.

Según datos de ACNUR, más de la mitad de las personas que llegan a Serbia procede de Siria, alrededor de una cuarta parte de Afganistán y menos del 10 por ciento de Irak.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.