Oleaginosas naturalmente sanas

Estamos en tiempos donde comer sano es una necesidad y parte de un movimiento integral para mejorar la calidad de vida, por ello las oleaginosas se convierten en ingredientes primordiales, ya que poseen aceites y grasas saludables y beneficiosas para la salud.

Aquí un listado de las oleaginosas de mayor consumo :

Soya: Esta leguminosa es originaria de China en donde era considerada una planta sagrada. La soya se cultiva principalmente por su alto contenido en proteínas y como oleaginosa para la extracción de aceite, este último goza de muchas propiedades, por ejemplo: es rico en Omegas 6 y 3, vitaminas A y E, que favorecen el control de colesterol y triglicéridos, cuida el corazón y las arterias. El principal uso del aceite de soya se encuentra en la gastronomía, pero también en cosmética, productos farmacéuticos, e industriales para la elaboración de plásticos y biodiesel.

Cártamo: Antiguamente su planta tierna y semillas se utilizaban para alimentar ganado, pero en la actualidad sus altos porcentajes de ácidos grasos oleico y linoleico lo hacen excelente para consumo humano. Este aceite se ocupa para elaborar jabón, cosméticos, medicamentos, alimentos especiales para niños, aderezos, entre muchos otros productos.

Olivo: Originario de la antigua Mesopotamia y del Mediterráneo, es el aceite esencial en la cocina de esta región, a la que llena de ricos sabores y matices. El aceite de olivo también se emplea en la farmacéutica ya que cuenta con propiedades cardiosaludables que mejoran el funcionamiento del sistema digestivo, y en la producción de cosméticos.

Coco: El cocotero es originario de África, del fruto aún verde se extrae agua que es una bebida nutritiva, pero es en los cocos maduros donde se obtiene la pulpa blanca que es rica en grasa y el aceite. Además de su valor nutritivo, los productos de coco poseen propiedades medicinales como antiinflamatorio, antioxidante, antimicrobianas porque cuentan con ácidos grasos de cadena media y monoglicéridos, mismos que contiene la leche materna.

Nuez y almendras: Son quizá las de más uso cotidiano, pues se consumen habitualmente en ensaladas, postres, botanas, panadería y confitería, son muy apreciadas por su agradable sabor y textura, con o sin cáscara, enteras, picadas o molidas, son una excelente fuente de magnesio, fósforo, zinc, vitaminas A, D, E y K, además fortalecen los huesos por su alto contenido en calcio.

Es muy importante, que para gozar de todos los beneficios de las oleaginosas se consuman en su forma más natural.

Acerca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: