El Día Mundial de los Humedales celebra a estos ecosistemas de áreas urbanas

Intactos o restaurados, contribuyen a que las ciudades sean habitables y propician el desarrollo sostenible.
“Humedales para un futuro urbano sostenible” es el lema adoptado por la Convención Ramsar para celebrar este 2 de febrero el Día Mundial de los Humedales 2018, y resaltar el cruce de ruta entre ciudades y ecosistemas cuyo elemento agua controla el ambiente, la vegetación y la fauna asociadas.

Fuentes de servicios ambientales, los humedales urbanos en particular propician un desarrollo sostenible cuando permanecen intactos o son restaurados, ya que contribuyen a que las ciudades sean habitables. Se llama entonces a actuar en consecuencia dado que:

La mitad de la humanidad, unos 4 mil millones de personas, vive actualmente en zonas urbanas, y esa proporción alcanzará el 66% en 2050.
Hacia 2050 las personas se trasladarán a las ciudades en busca de mejores puestos de trabajo y una vida social activa.
Las ciudades generan cerca del 80% de la producción económica mundial.
La expansión de las ciudades y la creciente demanda de tierras presiona a los humedales, que se degradan, rellenan y utilizan para la construcción.
Ríos, estanques, lagos y marismas absorben y almacenan lluvias abundantes y reducen las inundaciones al actuar como esponjas gigantes.
En las ciudades costeras, las marismas de agua salada y los manglares constituyen un amortiguador contra las mareas de tempestad.
Acuíferos subterráneos, agua de lluvia y ríos son fuente de casi toda el agua potable.
Los humedales pueden filtrar el agua que penetra en los acuíferos; ayudan así a recargar esta importante fuente de agua.
“México cuenta con 142 humedales de importancia internacional que abarcan una superficie de 8.64 millones de hectáreas. Varios de ellos son humedales urbanos, como el Sistema Lacustre Ejidos de Xochimilco y San Gregorio Atlapulco, y Tláhuac, reductos del lago de Chalco, en la ciudad de México; y el Lago de Chapala, entre Jalisco y Michoacán.

En la Ciudad de México, los humedales citados aportan bienes y servicios ecosistémicos para la sostenibilidad, abrigan más de mil 800 especies de plantas y animales y retienen partículas suspendidas que reducen la contaminación atmosférica, indica Irma Escamilla Herrera, investigadora del Instituto de Geografía de la UNAM.

Acerca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: